Naming: aprende a crear el nombre de tu marca o negocio

Naming: aprende a crear el nombre de tu marca o negocio

El naming es uno de los elementos más atractivos que puede tener tu organización. Cuyo propósito es el de mantener la esencia de tu marca. Si por estos días has estado pensando en el nombre de tu próximo negocio, producto, servicio, marca, empresa o emprendimiento. Déjame decirte que has estado pensando en función de lo conocemos en marketing como Naming.

En Estudio Digital hemos “bautizado” una gran cantidad de nuevas empresas para nuestros clientes en los más de 10 años que lleva nuestra agencia. El naming es una actividad dentro del proceso de Marketing que realizamos con toda nuestra pasión y creatividad, pues además de asumirlo con total compromiso y responsabilidad, nos hace sentir parte importante del equipo fundador de la empresa naciente.

Por este motivo, iniciamos esta nueva etapa de contenidos hablando del Naming desde la experiencia de Estudio Digital y a partir de los nombres de nuestros propios clientes. ¿Te gusta la idea? Pues ¡sigamos adelante!

Hablemos un poco de identidad

Si te propongo que saques de tu billetera todos los documentos que dentro de ella se encuentran. ¿En cuántos de ellos estaría tu nombre? Posiblemente en la mayoría: documento de identidad, seguro, licencia de conducción, carné de biblioteca, tarjetas, etc. Lo mismo sucederá con el nombre del negocio una vez que lo pongas a toda marcha, pues estará impreso y visible, literalmente, en cientos de documentos, avisos, publicaciones, sitios web, estará grabado en la memoria de los empleados, los clientes, proveedores, transeúntes, y en lugares que a lo mejor en este momento ni siquiera alcanzas a imaginar. Por este motivo, por favor crea y elige el mejor posible, aquí te daremos varias ideas para lograrlo y, en caso de no ser suficiente, siempre podrás ponerte en contacto si deseas asesoría y un servicio adicional relacionado con este tema o con algún otro de marketing en general, estaremos encantados de conocer más acerca de tus proyectos. Ahora, supongamos que me estoy presentando, te cuento quién soy y qué hago. Pero nunca te menciono mi nombre, gran parte de mi identidad estaría inconclusa. Y si hay algo que se debe considerar es que el nombre de la marca está neta y naturalmente vinculado con lo que es la organización. Es por ello que se requiere seguir una “guía” en la que podamos experimentar algunos desafíos que, seguramente, podrían darte resultado para posicionarte y obtener el preciado reconocimiento de marca que muchos anhelan.

Escogiendo un buen naming

Escoger el nombre que te identifica como organización. Es una de las decisiones más difíciles a las que te podrás enfrentar en tu vida. Sin ánimos de sonar melodramáticos. Tu identidad está en juego y, aunque muchos crean que no es lo suficientemente importante. Se trata de comunicar tu esencia a través de un nombre, lo que puede llegar a ser una tarea difícil. ¿Existe un plan del universo para que podamos crear un buen naming? Sí. Sí lo hay. Solo tienes que seguir leyéndonos y prestar atención a lo que estamos a punto de explicarte acerca de tu naming. ¿Qué es lo que me diferencia de otro? Esa pregunta debe responderla tu nombre. Debe señalar por sí mismo la característica de la distinción con respecto a la competencia. ¿Me distingo? ¿Soy diferente o soy más de lo mismo? Hacerte estas preguntas es parte del proceso, así que, tranquilo. – ¿Cómo sueno? Así como ves estructurada esta pregunta debes cuestionar el tono en el que se escucha tu marca. Repítete a ti mismo varias veces el naming de tu proyecto y sé crítico con lo que escuchas. Si transmite lo que te representa, entonces puede ser que estés siguiendo el camino del buen Jedy. – Capacidad de recordación. Es uno de los principios básicos de la publicidad de las marcas. Aunque no debemos confundirlo con condicionamiento, ya que constituyen procesos psicológicos diferentes; la recordación se refiere a la capacidad que tiene tu marca de ser recordada, ¿la recordarías tú? – Debe hablar. Por supuesto. Si una marca no te dice lo que representa con solo mirarla, por favor, renuncia. Debemos evitar caer en las equivocaciones, porque muchas veces sucede que sin pensarlo proyectamos lo que no somos. ¡Mucho cuidado! – ¿Me vestí bien? Cada vez que vas a una cita importante de cualquiera aspecto personal de tu vida, te preguntas esto. Tu marca debe estar bien vestida, debe sentirse y verse elegante, bien puesta con todo lo que implica.

Clases de nombre, poniendo de ejemplo algunos de nuestros clientes:

  • Descriptivos: por lo general, hacen referencia a tipo de producto o servicio que prestan, ejemplo, puede ser Turibus, Top Shuttle, Master Rent A Car.
  • Geográficos: son nombre históricamente muy comunes entre las empresas que tienen un radio de influencia específico: Bancolombia, Ferretería Yarumal (Municipio de Colombia donde mi padre fundó una de las primeras ferreterías).
  • Personal: Es muy frecuente hoy en día personajes públicos tengan como naming su nombre personal y sea a este al que dediquen su mayor esfuerzo de posicionamiento y marketing.Aquí obligatoriamente menciono a Neil Patel, de el puedes aprender una gran cantidad de consejos prácticos en marketing digital, incluso en español.
  • Semánticos: nos referimos a los nombres que tienen de por sí un significado, ejemplo Estudio Digital, Arquitectura Sostenible, están compuestos con dos palabras y cada una tiene un sentido y signo lingüístico claro.
  • Acrónimos: es un clásico tipo de naming y está conformado generalmente por siglas: Heicon: Hábitat Ecológico Integral Construcciones, empresa de uno de mis compañeros de arquitectura, excelente persona y gran arquitecto (por si tienes algún proyecto constructivo en mente).
  • Abstracto: consiste en representar un nombre a través de siglas.
  • Neologísmos o abstracto: también puedes intentar crear tu propia palabra para representar tu marca: Wii, Loom, Pepsi.
  • Nombre o apellidos de los fundadores: Cómo lo nuestro es el marketing y la publicidad, aquí les menciono Sterling Cooper, la firma publicitaria de la aclamada serie Mad Men ubicada en la Madison Avenue, donde estuvo también el legendario The King of Madison Avenue,  David Ogilvy.

Fijemos nuestro propósito

Te hemos mencionado tres palabras que tienen muchísima relación con el naming y que aún no nos explayamos en detalles. Se trata de la identidad de marca y no es más que el conjunto de características, metas, objetivos, proyectos, productos, servicios, valores, colores, tipografía, gráficos, entre otros que forman parte de ti. La identidad de marca lo es todo en el sentido de que una marca sin nombre simplemente no existe. Por este motivo, el propósito de hacer un buen naming, porque de esto depende que las personas te identifiquen, más allá de lo gráfico, de la esencia, otorgándole a tu marca una pequeña filiación con los clientes o con los potenciales clientes, por ello es tan importante elegir un buen naming. Es imprescindible que también recuerdes que el nombre pasa por un proceso y una estrategia para que pueda ser totalmente “aprobado”, por decirlo de alguna manera. Por lo que no está demás también recordar que es necesario que genere valor de contenido, valor de presencia y valor en lo que transmite.  Otro asunto importante que se debería tener presente, es la disponibilidad de un buen nombre de dominio. (Muy pronto pondremos aquí mismo un validador tipo Who Is).

Verifica la disponibilidad de tu próximo dominio:

Aunque esta entrada no se trata acerca del Top Mind (marcas privilegiadas en la mente de los consumidores) o Good Will (Buena reputación de una empresa). Si quiero que tengas en mente algo muy importante. Posicionar un nombre requiere una gran cantidad de tiempo y dinero. Ambos valores podrían ser directamente proporcionales en relación con la complejidad del nombre. Entre más complejo y difícil de pronunciar, mayor esfuerzo e inversión en tiempo y dinero deberás hacer. Por ejemplo, en el 2008 cuando fundé la primera empresa de tecnología, esta se llamaba Sigma Soft. Este nombre fue el mismo que usamos cuando me trasladé a vivir un tiempo a Estados Unidos. Por este motivo sigmasoft.co sigue siendo el nombre de dominio de mi correo electrónico y sigue siendo difícil lograr que alguien lo escriba bien cuando está del otro lado de la línea telefónica. En ese sentido, y en especial para el mercado latino sugiero nombres sencillos, fáciles de pronunciar y memorizar, con mayor semántica y sentido gramatical. Sin embargo, si quieres apostarle a un nombre único o generado por recursos de Internet, podrías usar alguna de las siguientes herramientas para obtener algunas ideas mediante esta lista de creadores de nombres online

Detallemos el naming

Por así decirlo, los tipos de naming son abundantes, básicamente ilimitados. No obstante, existen una cantidad de detalles a tomar en consideración antes de definir totalmente el naming. Por ejemplo, existen parámetros que no podemos obviar, porque podríamos en graves delitos que nos podrían mucho dinero, como es el caso del plagio, aunque todavía existen ciertos vacíos legales de los que inteligentemente muchas empresas se aprovechan. Para tener más en claro este tipo premisas, te aportamos algunos de los aspectos que pueden visualizarse dentro del mundo de los nombres de marca. Tal vez puedas considerar y expandir tu creatividad y criterio. El naming descriptivo: Es este tipo de nombre que no se queda en la definición de su producto o servicio, sino que va más allá y tropieza con la descripción. De esta forma logra que los usuarios capten el mensaje y hasta puedan percibir rápidamente de qué va la organización. Lo cual resulta muy bueno para casos como restaurantes o puestos de comida en general, ejemplo de ello Burger King. El naming perezoso: Es el nombre que hemos escogido para todas aquellas marcas que usan acrónimos o abreviaturas para definirse como una organización, por ejemplo: SAP, UPS, GEICO, entre otros. Fácil y rápido, aunque con la única desventaja de no evocar mucho en cuanto a significado. El naming de otro mundo: Es el que coincide con los nombres abstractos, que tienen un carácter propio y con significado profundo. Son ese tipo de nombres de los que te hacen pensar en un mensaje que no es el que se ve a simple vista, puesto que se tratan de nombres inventados, con mezcla de palabras y demás. Existen otros tipos de naming. Los que te dejan un mensaje superfluo, los que quieren que más allá de un nombre te lleves una buena impresión. Por ello es tanto el esmero de ello. Sí. Sabemos que no somos ni los primeros ni los últimos en hablar de naming. Pero sí que debemos saber cómo crearlo.

La lluvia de ideas

Ahora que conoces los principios básicos del naming, entonces podremos hablar acerca de proceso en el que escogemos este nombre tan importante. Para esto existen un conjunto de pasos por los que el creador se moviliza antes de hacer la elección. Chequea algunos de estos y coméntanos. No es que este sea el último paso para la creación del naming. Sino que hay criterios que deben mantenerse para que puedas desempeñar bien tu rol de creador. Y… si eres creador… qué es lo primero que haces cuando buscas crear… te inspiras… evalúas… criticas… pones sobre la mesa tus tantas opciones… las opciones de otros. ¡Muy bien! Hemos dado en el clavo. Como buenos creadores tenemos que mirar lo que hay en nuestra competencia. ¡Vamos! Nosotros tenemos bien definido nuestro negocio, pero no el nombre, por lo que me haría bien ver qué tienen ellos y tomar nota. Posterior a ello es necesario que comencemos a escribir en nuestra mesa todo lo que nos hace sentir y queremos que otros sientan acerca de nuestro proyecto. Valores, objetivos, metas y demás.

Lo más importante

Define lo que te gustaría que representara tu nombre: un lugar, un objetivo, un olor, una caricia, un objeto. Tú decides. El camino es amplio y las creaciones son infinitas, por lo que te recomendamos que te tomes tu tiempo para disfrutar esta etapa, porque es una de las historias que sellarán tu vida personal y laboral. Dormir y revisar. Es lógico que lo recomendemos. O es que acaso has visto que los grandes nombres se logran en un solo día a punta de cafeína, gaseosa, comida chatarra, conversaciones excéntricas con nuestro interior y otros tantos. Es de profesionales tomarnos el tiempo para descansar, para revisar. Los ojos mañaneros terminan muchas veces cambiando todo lo que se tenía pensado desde el día anterior. El mundo del naming es muy amplio, pues no existe un método exacto para lograr que todo salga muy bien a la primera, a veces puede ser un proceso muy corto o de repente muy largo; es cuestión de paciencia, determinación e inspiración, también de criterio, de metodología, pero sobre todo también de cariño. También es necesario que se obtengan puntos de vista y opiniones diferentes a los de quienes están involucrados, ya que otro criterio que no sea el nuestro también podría augurar que el naming elegido sea el correcto, lo que nos dará pie para comenzar con otro proceso de nuestra marca, el logotipo, el cual también requiere de paciencia y criterio. Fuentes externas: 1- https://www.mimoilus.com/como-crear-buen-naming-identidad-marca-para-tu-negocio/ 2- https://www.branfluence.com/guia-proceso-de-naming/ 3- http://www.todomktblog.com/2015/04/que-es-el-naming.html 4- https://www.elcuartel.es/claves-naming-brand-roberta/ 5- http://nombra.com/blog/estrategia-de-naming/ 6- https://summa.es/blog/naming-tecnicas/

Deja un comentario