Marketing Digital

En el sentido estricto, una página de aterrizaje es cualquier página a la que llega un visitante. Sin embargo, cuando se habla de las páginas de aterrizaje en el ámbito del marketing y la publicidad, es más común referirse a una página de destino diseñada con el propósito de obtener alguna acción por parte del usuario que nos visita, a esto lo conocemos como “leads”, de forma que la página esté orientada a guiar al visitante hacia la meta de conversión que hemos previsto. La página de aterrizaje generalmente es independiente del sitio web principal y  no contiene los elementos completos de navegación global, de esta forma las opciones disponibles son limitadas y si nuestro visitante está realmente interesado en nuestra propuesta las probabilidades de conversión serán mayores.

Seguramente en algún momento usted ha ingresado a un centro comercial donde hay 5 o más restaurantes continuos, pero sólo uno de ellos está lleno y los demás… ¡Vacíos!

¿Por qué sucede esto?

Algunos dirían que se debe a la relación precio / calidad, y puede que así sea, pero hay un factor más relevante que incide directamente en este resultado: la experiencia social, de hecho, muchos de nosotros estaríamos dispuestos a hacer la fila para comer en este restaurante donde otros usuarios – indirectamente – aprueban y “recomiendan” este servicio